SECCIONES

VOLVER
Noticias Nidera Semillas
08/11/2017
Enfermedades foliares en maíz: Por Margarita Sillon
El clima complejizó la cuestión. El maíz hoy está a merced de un complejo de enfermedades que interactúan para debilitar su potencial de rinde. Pero el productor tiene una herramienta muy valiosa para morigerar esta situación: la elección de una buena genética con resistencia, de acuerdo al ambiente en el que va a sembrar.

"El maíz dispone de una gran herramienta para minimizar las enfermedades no disponible hasta ahora en otros cultivos, como es la elección de un buen híbrido con resistencia. Hay que usarla", advierte Margarita Sillon, responsable de fitopatología en la Universidad del Litoral.

Para la reconocida especialista, este es el punto de partida ineludible para disminuir el inóculo primario de las enfermedades foliares, además de "llevar siempre un registro de lo que pasó la campaña anterior, un elemento fundamental de las buenas prácticas".

Es que la proliferación de enfermedades como la roya y el tizón ya son un hecho en casi todas las regiones productivas del país. Si bien la diferencia está en el grado de intensidad, hay un factor común: "hay un cambio de paradigma, ya no se piensa en enfermedades que afectan al maíz temprano o tardío, sino un complejo de enfermedades no circunscriptas y que interactúan, amparadas en un clima más tropical", explica Sillon.

Roya común

Las enfermedades más comunes y prevalentes son la Roya y el Tizón. Entre las Royas, está la llamada Roya común, cuyo patógeno es Puccinia Sorghi. Este hongo es biótrofo, es decir que no está relacionado con el rastrojo ni el monocultivo, sino que sus esporas tienen una capacidad de volar muchos kilómetros y desarrollar pústulas que van rompiendo la superficie de la hoja.

"En general, el síntoma de las royas es lo que llamamos "hambre fisiológica", que no es un enanismo, sino plantas que van a estar retrasadas por la derivación de energía que realiza el patógeno en su beneficio", dice.

Roya norteña

La otra roya que afecta a los cultivos es la llamada Roya norteña (para nosotros) o Roya sureña (para EE.UU.). El patógeno Puccinia Polysora creció en su distribución geográfica en los últimos 3 años amparado en condiciones de humedad dadas por El Niño. "El problema principal también es la derivación de la energía y el menor rinde", advierte la especialista.

Tizón común

Pero al hablar de enfermedades foliares, Sillon destaca el aumento en área y afectación del Tizón, una enfermedad generada por el patógeno Exserohilum Turcicum," que a diferencia de la roya sí es necrotrófico, es decir que puede sobrevivir en los rastrojos a través de los años en Siembra Directa y en algunos casos de monocultivo", explica.

En los últimos años 15 años la enfermedad pasó de una prevalencia del 20% en la zona núcleo al actual 50% en maíces tempranos y el 100% en algunos casos de cultivos tardíos.

Este hongo salpica las estructuras que están en los rastrojos y va subiendo por la planta desde las primeras hojas inferiores. "Cada hoja funciona como reservorio e inóculo secundario para las siguientes superiores", destaca Sillon, para agregar que los maíces que son muy atacados y quedan con sólo un 20% del área verde, impactando fuertemente en el llenado.

Interacción

Pero hay una cuestión muy importante ligada a las enfermedades de maíz y es el impacto del estrés generado por Roya y sobre todo Tizón en floración y durante el llenado de grano. Esto predispone a la planta a otras enfermedades por patógenos del suelo, como podredumbre de raíz y tallo.

"Eso es lo que nos pasa en los maíces tardíos. El control del Tizón no pasa sólo por ese patógeno en sí, ni por las pérdidas de área foliar. El tema es que son plantas que rápidamente desarrollan podredumbre y se caen. En muchos casos, como el de Fusarium Graminearum, (Giberellazeae) incluso puede generar podredumbre de espiga, con el peligro que conlleva la producción de micotoxinas".

Elección del híbrido

Vale aclarar que la sanidad de hoja es uno de los aspectos más fuertes del programa de mejoramiento de maíz de Nidera Semillas. Esto se debe a un arduo trabajo en el criterio de selección con el que trabaja la empresa y que le da preponderancia al aspecto sanitario, importante limitante del potencial de rendimiento en el cultivo. Hoy, los híbridos de Nidera son la resultante de un fuerte trabajo de selección y resistencia a enfermedades, potencial de rendimiento, plasticidad y tecnología.

Tips para el productor

* Elegir siempre fungicidas con al menos dos principios activos: triazol y estrobirulina (residualidad y protección).

Roya

* En maíces de primera elegir híbridos tolerantes.
* La revisión de hojas debe ser temprana: en V8 o V10.
* El control con fungicida debe aplicarse en V10 o V12 (no llegar con más de un 5% de roya a R1).
* En maíces de segunda, elegir híbridos de cañas fuertes (complicaciones posibles por podredumbre de raíz y tallo).

Tizón

* Período de latencia largo, de 45 a 60 días con condiciones de alta humedad en estado vegetativo (monitoreo temprano).
* Se deben hacer determinaciones de lesiones por hoja para evaluar incidencia.
* Se debe medir la severidad (se considera lesión a la afectación no mayor a 2-3 centímetros por el ancho de un dedo).
* Aplicación de fungicidas ante detección de una lesión por hoja, o 1.5 de severidad.
* Aplicación de fungicidas entre V8 hasta R1. ¡Nunca pasados 15 días de R1!

Impacto económico

* La Roya puede llevarse entre un 8 y un 12% del rinde en maíces de primera susceptibles.
* En maíces de segunda el Tizón puede generar pérdidas de hasta 2 mil kilos sobre potenciales de rinde de 8 t/ha.




08/11/2017

Enfermedades foliares en maíz: Por Margarita Sillon

El clima complejizó la cuestión. El maíz hoy está a merced de un complejo de enfermedades que interactúan para debilitar su potencial de rinde. Pero el productor tiene una herramienta muy valiosa para morigerar esta situación: la elección de una buena genética con resistencia, de acuerdo al ambiente en el que va a sembrar.

multimedia multimedia multimedia
next
prev
IMÁGENES

"El maíz dispone de una gran herramienta para minimizar las enfermedades no disponible hasta ahora en otros cultivos, como es la elección de un buen híbrido con resistencia. Hay que usarla", advierte Margarita Sillon, responsable de fitopatología en la Universidad del Litoral.

Para la reconocida especialista, este es el punto de partida ineludible para disminuir el inóculo primario de las enfermedades foliares, además de "llevar siempre un registro de lo que pasó la campaña anterior, un elemento fundamental de las buenas prácticas".

Es que la proliferación de enfermedades como la roya y el tizón ya son un hecho en casi todas las regiones productivas del país. Si bien la diferencia está en el grado de intensidad, hay un factor común: "hay un cambio de paradigma, ya no se piensa en enfermedades que afectan al maíz temprano o tardío, sino un complejo de enfermedades no circunscriptas y que interactúan, amparadas en un clima más tropical", explica Sillon.

Roya común

Las enfermedades más comunes y prevalentes son la Roya y el Tizón. Entre las Royas, está la llamada Roya común, cuyo patógeno es Puccinia Sorghi. Este hongo es biótrofo, es decir que no está relacionado con el rastrojo ni el monocultivo, sino que sus esporas tienen una capacidad de volar muchos kilómetros y desarrollar pústulas que van rompiendo la superficie de la hoja.

"En general, el síntoma de las royas es lo que llamamos "hambre fisiológica", que no es un enanismo, sino plantas que van a estar retrasadas por la derivación de energía que realiza el patógeno en su beneficio", dice.

Roya norteña

La otra roya que afecta a los cultivos es la llamada Roya norteña (para nosotros) o Roya sureña (para EE.UU.). El patógeno Puccinia Polysora creció en su distribución geográfica en los últimos 3 años amparado en condiciones de humedad dadas por El Niño. "El problema principal también es la derivación de la energía y el menor rinde", advierte la especialista.

Tizón común

Pero al hablar de enfermedades foliares, Sillon destaca el aumento en área y afectación del Tizón, una enfermedad generada por el patógeno Exserohilum Turcicum," que a diferencia de la roya sí es necrotrófico, es decir que puede sobrevivir en los rastrojos a través de los años en Siembra Directa y en algunos casos de monocultivo", explica.

En los últimos años 15 años la enfermedad pasó de una prevalencia del 20% en la zona núcleo al actual 50% en maíces tempranos y el 100% en algunos casos de cultivos tardíos.

Este hongo salpica las estructuras que están en los rastrojos y va subiendo por la planta desde las primeras hojas inferiores. "Cada hoja funciona como reservorio e inóculo secundario para las siguientes superiores", destaca Sillon, para agregar que los maíces que son muy atacados y quedan con sólo un 20% del área verde, impactando fuertemente en el llenado.

Interacción

Pero hay una cuestión muy importante ligada a las enfermedades de maíz y es el impacto del estrés generado por Roya y sobre todo Tizón en floración y durante el llenado de grano. Esto predispone a la planta a otras enfermedades por patógenos del suelo, como podredumbre de raíz y tallo.

"Eso es lo que nos pasa en los maíces tardíos. El control del Tizón no pasa sólo por ese patógeno en sí, ni por las pérdidas de área foliar. El tema es que son plantas que rápidamente desarrollan podredumbre y se caen. En muchos casos, como el de Fusarium Graminearum, (Giberellazeae) incluso puede generar podredumbre de espiga, con el peligro que conlleva la producción de micotoxinas".

Elección del híbrido

Vale aclarar que la sanidad de hoja es uno de los aspectos más fuertes del programa de mejoramiento de maíz de Nidera Semillas. Esto se debe a un arduo trabajo en el criterio de selección con el que trabaja la empresa y que le da preponderancia al aspecto sanitario, importante limitante del potencial de rendimiento en el cultivo. Hoy, los híbridos de Nidera son la resultante de un fuerte trabajo de selección y resistencia a enfermedades, potencial de rendimiento, plasticidad y tecnología.

Tips para el productor

* Elegir siempre fungicidas con al menos dos principios activos: triazol y estrobirulina (residualidad y protección).

Roya

* En maíces de primera elegir híbridos tolerantes.
* La revisión de hojas debe ser temprana: en V8 o V10.
* El control con fungicida debe aplicarse en V10 o V12 (no llegar con más de un 5% de roya a R1).
* En maíces de segunda, elegir híbridos de cañas fuertes (complicaciones posibles por podredumbre de raíz y tallo).

Tizón

* Período de latencia largo, de 45 a 60 días con condiciones de alta humedad en estado vegetativo (monitoreo temprano).
* Se deben hacer determinaciones de lesiones por hoja para evaluar incidencia.
* Se debe medir la severidad (se considera lesión a la afectación no mayor a 2-3 centímetros por el ancho de un dedo).
* Aplicación de fungicidas ante detección de una lesión por hoja, o 1.5 de severidad.
* Aplicación de fungicidas entre V8 hasta R1. ¡Nunca pasados 15 días de R1!

Impacto económico

* La Roya puede llevarse entre un 8 y un 12% del rinde en maíces de primera susceptibles.
* En maíces de segunda el Tizón puede generar pérdidas de hasta 2 mil kilos sobre potenciales de rinde de 8 t/ha.




Imprimir nota impresora
Compartir en:

enlaces relacionados


Enfermedades foliares en maíz: Por Margarita Sillon




Agricultura por ambientes, el primer escalón hacia la eficiencia productiva




El secreto para maximizar los rindes en soja está en el uso inteligente de las variedades




La sanidad, el desafío del trigo esta campaña



SEGUINOS EN FACEBOOK

Reservas Legales



La información y los materiales contenidos en este sitio se proporcionan “tal como son”. Nidera no asegura ni garantiza que los mismos sean exactos, suficientes o completos y niega expresamente toda responsabilidad que se le pudiera imputar por los errores y/u omisiones en la información y materiales contenidos en este sitio y/o por cualquier uso o acto realizado como consecuencia o en confianza de la información y los materiales publicados en el sitio Web. Ningún tipo de garantía, ni expresa ni tácita, es otorgada por la información y los materiales publicados en este sitio Web.

Nidera y ciertos subsidiarios de Nidera Handelscompagnie B.V. compran y venden commodities por su propia cuenta, basándose en la información contenida en este sitio Web y en cualquier momento pueden poseer o tener contratos que los obliguen a entregar tales commodities o hacer pagos con respecto a la información relativa a dichos commodities, y/o dándoles derecho a recibir tales materias o a recibir pagos con respecto a la información relativa a ello. Nidera y/o sus subsidiarios y afiliados podrán tomar posiciones que sean diferentes u opuestas a las posiciones tratadas en el presente.

La información contenida en este sitio Web es proporcionada en forma gratuita solamente a fines informativos y no con la intención de ser tomada como oferta, solicitud o recomendación con respecto a cualquier transacción que involucre a cualquier commodity. Nidera no es asesor comercial de commodities ni comisionista de mercados a futuro. Nidera proporciona la información contenida en este sitio Web solamente en lo que incide a su negocio en el mercado de capitales. Cualquier información con respecto al intercambio y negocio de contratos a futuro y de opciones se proporciona solamente como una conveniencia a los usuarios de este sitio del Web y no genera ningún tipo obligación contractual ni extracontractual hacia Nidera, bajo ningún concepto.
CERRAR